ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Las criptas de Serena

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
myx79



Cantidad de envíos : 19
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Personaje Principal
Nombre: Anónimo
Concepto: Vagabundo
Fama: Desconocido

MensajeTema: Las criptas de Serena   Vie Dic 24, 2010 9:32 am

*Kard está sumido en trance orando al Hacedor mientras su mente vaga por los pensamientos y recuerdos que posee ofreciendoselos Al Hacedor como muestra de devoción.*

La habitación estába, como si algun capitan de la guardia fuera a visitarla de un momento a otro. Kard observaba con gesto de aprobación antes de abandonarla. Nunca habría salido de aquella habitación sin antes haberla dejado perfectamente ordenada.

Llevaba varias lunas en la Ciudad de Serena y ya empezaba a sentirse un lugareño aunque cada vez tenía más sueños que se confundían con recuerdos. Había algo que lo atormentaba y era que no supiera quien era ni porque estaba en Serena. No recordaba nada anterior a su llegada a Serena hacía ya varias lunas. Por tanto había decidido asentarse por un tiempo, al menos hasta recordar quien era.

Pensó en aprender un oficio. pero tambien quería aprender. No guardaba recuerdos propios anteriores a su llegada a Serena, salvo su adoración al Hacedor, y por tanto la biblioteca le proporcionaría el conocimiento que sus recuerdos le negaban. El templo de Serena le hacía sentirse a salvo como si de su hogar se tratara pero ultimamante había cosas que lo preocupaban.

El cementerio era un lugar que por la noches ya daba miedo sólo de pensar en quedarse cerca de él, pero adentrarse en sus criptas era una fantasía de algunos charlatanes borrachines.

Hacía una tarde de ventisca y estaba buscando a los maestros de los oficios cuando escuchó unos ruidos que provenían de la direción de las criptas. Encomendandose al Hacedor y antorcha en mano se fué en dirección a los extraños ruidos. Algun alma caritativa le rogó que no fuera, ya había demasiadas desapariciones en las inmediaciones del cementerio como para adentrarse de noche dentro de las criptas.

La puerta estaba abierta como si alguien hubiera entrado hacia escasos instantes. Entró con todo el sigilo que pudo. La antorcha improvisada escasos instantes antes chisporroteaba al son de las ráfagas del viento y se apagó nada más entrar dentro, al tiempo que se cerraba la puerta detras suyo. Retrocedió tanteando en la oscuridad y se prometió regresar en otra ocasión. El Hacedor le había otorgado un don. La maldad no podía ocultarse ante su presencia. El mal apestaba el aire de las criptas. El hedor era insoportable, pero una nueva tarea se había impuesto.

Regresó en busca de los maestros artesanos. Pudo acordar un precio con el maestro herrero y comenzó a aprender el oficio sin embargo el maestro peletero y joyero no pudieron mas que invitarlo a que viniera en otra ocasión pues estaban muy ocupados.


Casualmente mientras regresaba a la ciudad se encontró con Clare, que la conoció hacia algunas lunas pues le había ayudado cuando apenas llevaba un par de días en la ciudad. Desde entonces se han visto en un par de ocasiones y se han saludado sin más. En una ocasión coincidieron en el teatro, pero tuvo que marcharse precipitadamente.

Como Kard no conocía a practicamente nadie en la ciudad salvo honrosas excepciones el hecho de encontrarse con Clare, de la cual guardaba un agradable recuerdo, le obligó a mostrarse cortes e invitarla a charlar y pasear. Y ¿por qué no a cenar? Despues de que lo ayudara en varias ocasiones.

Cenaron y disfrutaron de la compañia mutuamente a la par que se deleitaban con el caldo de verduras y la exquisita lubina, probablemente de roca, que el cocinero se habia esmerado en prepararles. El cocinero sabía de los gustos de Kard, pues frecuentaba el local y siempre pedía comidas en las que el cocinero podía esmerarse, y Kard agradecía sumamente.

En la cena hablaron de muchos asuntos aunque no olvidaba las criptas y no pudo evitar hablar de ellas al par que comentaba que le era dificil conseguir ayuda. Clare le brindó su ayuda aunque Kard se negó inicialmente no pudo menos que aceptar la ayuda, pues no estaba sobrado de fuerzas.

Entraron bien pertrechados con armas y escudos preparados para enfrentarse a lo desconocido. Se encomendaros a sus Dioses y entraron. Varias estancias ocupadas por unas extrañas criaturas que debían de estar muertas hacía ya largo tiempo encontraron la paz en el filo de sus espadas. Con una profunda tristeza Kard pidió al Hacedor que se apiadara de sus almas, pues su tormento había sido expurgado.

Continuaron luchando codo con codo, allí donde en la cena habia una bella y delicada dama abajo en las criptas se movía una feroz luchadora que sus certeros tajos eran incluso más efectivos que los del propio Kard. Ambos se compenetraban cubriendo las defensas mutuas e impidiendo que sus flancos quedaran descubiertos.

Finalmente llegaron al lugar en donde se encontraron con el que parecía ser el causante de semejante maldad. No tuvieron ni siquiera la más mínima oportunidad de pedirle explicaciones pues era tal el odio que le consumía que nada más vernos se abalanzo hacia nosotros en una furia ciega. Mientras Kard le aguantaba unos instantes, Clare pudo hacer acopio de las fuerzas que su fé le brindaba y entre los dos consiguieron aniquilar a la criatura.

Regresaron cansados por el esfuerzo y en su camino volvieron a aparecer más criaturas. El mal no había sido erradicado.

Salieron a la superficie y marcharon hasta la plaza de Serena como si nada hubiera ocurrido. Nadie debía de saber lo que en las criptas acontecía. ya volverían en otra ocasión para intentar acabar con esa maldición. Una vez en la plaza Kard se retiro al templo a Orar al Hacedor no sin antes pedirle a Clare quedar en verse a nuevo para disfrutar delos placeres gastrónomicos, aunque sabía que tambien lucharían codo con codo en nuevas aventuras que estaban por llegar.

*Kard en el templo, se levanta y se marcha sonriendo, sabedor que el Hacedor le escucha*.
Volver arriba Ir abajo
 
Las criptas de Serena
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» CHARLOTTE BOBCATS
» Pokémon X/Y - Serie
» Jaime´s Taller
» Extraño rumor.
» ¿Cómo convenzo a alguien para que vaya a Alcohólicos Anónimos?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Alas de Batalla - Sección de Rol :: Historias y Evolución de los Personajes :: Historias Antiguas-
Cambiar a: