ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La Historia de Eternia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin_Hiho

avatar

Cantidad de envíos : 466
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Personaje Principal
Nombre: Melkior
Concepto: Bankman
Fama: Celebridad Mundial

MensajeTema: La Historia de Eternia   Lun Abr 11, 2011 10:19 am

El Cataclismo Apocalíptico



El recuerdo de un pasado, el recuerdo de una sombra, el recuerdo de un mito. En la Eternia de entonces rebosaba de grandeza y gloria, incluso a pesar de los constantes conflictos que la asaltaban, tal era la magnitud de su exuberancia, que se dice que hasta los picos de las grandes montañas reflejaban los rostros felices como si de oro se tratase. Sin embargo, ya nadie vive para contarlo. Poco se sabe del terrible suceso que dio paso al receso que hoy dia sufrimos, solo se sabe que fuego y hielo destruyeron todo lo que encontraron a su paso. Las grandes facciones tuvieron que atrincherarse en sus grandes murallas para afrontar el fin que les esperaba, grandes heroes se preparaban para una terrible batalla que no afrontaban desde hacía muchos eones. Sin embargo los Dioses no dejaron a los mortales a su suerte, bendijeron sus armas, sus corazones, sus escudos y sus armaduras. No se sabe bien el resultado de la batalla, ni de la guerra, solo se sabe que el mal que acechaba fue expulsado de Eternia, pero a un precio muy alto. El miedo se apoderó de los corazones de la gente, las tropas desperdigadas y diezmadas por el fuego y el hielo no podian defender las poblaciones de las alimañas, y entonces, comenzó el fin. Día a día las revueltas, muchedumbres furiosas, y almas empobrecidas por la temible guerra, empezaron a alzarse contra las ciudades.

Erina

La Iglesia perdió el control sobre los ejercitos, estos estaban rodeados de la muchedumbre furiosa y temerosa, la biblioteca y la prpia Catedral cedieron en llamas, cientos de soldados murieron por la temible oleada de revueltas. La facción del bien estaba en el borde del filo de la desesperación, sus documentos, sus libros mas sagrados, todo había perecido en llamas, la muerte acechaba en cada calle, en cada casa todo estaba en un caos impredicible. durante años la mitad de Erina estubo dividida, la mayor parte eran antiguos ciudadanos que ya no confiaban en la Iglesia ni en los soldados, y en un intento de limpiarlos de estas tierras, intentaban formar una nueva Erina. Mientras que la otra parte se encontraba atrincherada por una pequeña parte de la población, junto con un puñado de soldados, arcanos y sacerdotes. El Sumo Sacerdote del Hacedor decidió tomar parte en el conflicto creando el nuevo gobierno de Erina, llamado El Consejo de los 7, junto con otros 6 sacerdotes, empezaron a discutir como combatir esta revuelta y este caos, finalmente, gracias a que los clérigos de combate tomaron parte en el asunto, pudieron acallar la sublevación, El Sumo Sacerdote afirmó que era la voluntad del Hacedor, de otra forma hubieran perecido. La población al ver el brazo fuerte del Consejo, se sintieron aliviados y fue así como la sublevación desapareció. La reconstrucción comenzó poco despues, sin embargo las perdidas eran irrecuperables, toda su historia, cultura y pasado desaparecierón, devorado por las llamas.

Serena

Serena, antaño gloriosa ciudad, su posición estrategica, le daba superioridad sobre el resto de facciones, todos los forasteros eran bienvenidos, y eso hizo de la gran ciudad una de las facciones más poderosas de la época. Sin embargo tras la gran batalla, sus murallas cedieron al hielo y estas cayeron desmoronadas. Eso dio invitacion a un enemigo de Serena a poder entrar, y estos eran los orcos, que durante años esto buscaban la forma de hacerse con el control de la ciudad. Dado que las tropas estaban diezmadas y desperdigadas, los orcos no les costo mucho al principio de entrar en la ciudad, saqueandola en varias ocasiones, y aunque nunca llegaron a entrar en las cortes, pues tan solo pudieron bombardearla con catapultas robadas, pudieron entrar en el templo y la biblioteca, destruyendolo todo. En un contrataque Serena pudo expulsar a las criaturas de la ciudad, y a tiempo estubieron de crear unas murallas provisionales hasta que pudieron reconstruir las originales. Sin embargo tanto el templo como la biblioteca estaban destruidos, y aunque pudieron reconstruir los edificios, toda la documentación se perdió. Incluso los documentos reales, de las cortes se perdieron debido que durante la batalla, el archivo se derrumbó, perdiendose para siempre.

Berekost

Poco tiempo después de que la gran barrera fuera destruida y el mal que acechaba Eternia fuese expulsado, llego a ciertas personas influyentes y a los principales cabecillas religiosos de los diferentes dioses de Bailor, ofertas de protección y mecenazgo desde Baator, pues estos acontecían que una guerra se desataría dentro de poco dentro de la misma Berekost.
Orgullosos los cabecillas rechazaron la propuesta de los Archidiablos, los cuales rieron de los mortales, pues sabían que el precio a pagar seria mucho más caro en el futuro.
Al poco tiempo ajenos pertenecientes a Aberno, comenzaron a llegar secretamente a Berekost ocultándose en lugares recónditos e inhóspitos. Una vez allí construyeron rudimentarios portales, para trasladar, legiones de demonios. Una vez preparadas las huestes marcharon a la guerra pues sabían que Berekost no aguantaría un despliegue así.
Berekost viéndose asediada y mermada por la anterior guerra, se veía superada por todos los flancos, si no hacían algo pronto seria esclavizados por hordas caóticas y solo Necros sabe que hubiera pasado con las almas de esos desgraciados.
Los mortales suplicaron a sus malignos dioses peros ellos, tenían la mirada fija en otro lugar, y sus plegarias parecían no ser escuchadas. Sin embargo realmente esto no era así, sabiendo que actualmente no podrían salvar Berekost, pues tanto como sus ejércitos y su poder estaba mermado debido a la reciente invasión, no tuvieron más remedio que firma una Alianza con Baator, Las 9 capas les servirían en algunos propósitos, a cambio de ganar un lugar de poder e influencia en Berekost. Desde luego algunos dioses eran contrarios a esta medida, pues en su naturaleza no estaban este tipo de pactos.
Por segunda vez los pontífices máximos de las cinco grandes religiones se reunieron en consenso, contactaron con Baator y con el gran Asmodeo líder indiscutible de los otros ocho archidiablos, esperaba con diversión para ver como se arrastraban los mortales pidiendo clemencia.
En una gran movimiento estratégico, Asmodeo obligo a que Baator tuviera representación y poder político en Berekost a traves de sus oscuros paladines, aunque todo esto ya había sido hablado con las deidades.
Numerosas filas de diablos se unieron a la defensa, la oscuridad se apodero de Berekost y el sol no llego a salir durante varias semanas que duro la guerra entre diablos y demonios, a este periodo se llamo la larga noche, que culmino con la victoria de Baator y los mortales.
Ciertamente Berekost fue casi totalmente arrasada y todos sus archivos y bibliotecas se perdieron en el conflicto, en consecuencia, Berekost tubo que volver a nacer de sus cenizas, el pasado había quedado atrás, todo lo sabido históricamente y acontecimientos pasados se perdería paulatinamente, pues se puso mas ahínco en intentar preservar todo tipo de conjuros y rituales.
Berekost vio un nuevo amanecer, los Archidiablos aprovechando la ruina total de Berekost, instauraron un nuevo tipo de gobierno: Los cinco elegidos por los dioses se reunirían con el Arconte de los guardias negros, y por votación secreta, se le otorgaría a uno de los cinco elegidos el poder, valiendo el voto del el Arconte como doble y siendo el único capaz de convocar a los cinco elegidos mínimo cada 2 años para una nueva votación, si la situación lo necesitara el Arconte podría liderar a los cinco, ya sea en tiempo de necesidad, o porque el Arconte fuera un elegido por los dioses.
Berekost, con ayuda de las nueve capas consiguió recuperarse con una rapidez inimaginable y contando con un poder sin precedentes gracias a estos nuevos “Aliados”, se embarcaría en una gran guerra contra Erina que duraría hasta el día de hoy.


El inicio de la guerra


Pocos años después del Cataclismo Apcalíptico, las grandes facciones aunque empezaban a recuperarse, sus fuerzas aún estaban muy mermadas por el fuego y el hielo que arrasaron la época. Curiosamente la imperfección hizo que las facciones buscasen un culpable por lo sucedido, Berekost culpaba a Erina, mientras que esta culpaba a la otra y Serena culpaba a ambas facciones por su histórica hostilidad. Pronto emergieron rencillas, olvidando el estado lamentable de Eternia. No sa sabe quien ataco primero, pero lo que es seguro es que tanto Erina como Berekost, interesados por la gran posición estratégica de Serena, prepararon sus ejercitos para conquistarla, creando así un inmenso triangulo destructivo, creando así una herida tan profunda en cada facción, que la paz parecía inalcanzable. La destrucción abarcaba todo el continente, los reinos independientes como Elorah y Golrond se negaban a participar en la guerra debido a la debilidad en la que se encontraban, sin embargo dado que la intensidad de la batalla crecía sin parar, pronto tuvieron que proteger sus fronteras, Fantasía cerró sus puertas a todo extrangero, debido al temor de las consecuencias que la guerra podía alcanzar, el mundo había entrado en una era de oscuridad, conflictos y muerte, denominando esta era hasta hoy día El Oscurantismo. Eternia había caido en una época de receso cultural. En el mundo solo existía una sola palabra, Guerra.


La Revuelta Arcana



El mundo era caótico, habían pasado supuestamente 200 años desde el Cataclismo Apocalíptico,no se podían calcular con exactitud ni las fechas ni los años, El Oscurantismo había dañado gravemente a la población de Eternia, esta en busca de conocimiento y no encontrarla, se aferraron a antiguas creencias, supersticiones, se agarraron a las iglesias de sus Dioses. Sin embargo muchos aún creían en el conocimiento, el estudio y la razón. Estos empezaron a buscar restos y ruinas de la época del Cataclismo Apcalíptico. Sin embargo, en unas ruinas de Erina, encontraron una serie de documentos antiguos, tras meses de investigación de dichos documentos y de tráducciones, se llegó a alancanzar su conocimiento. En ellos se esclarecía un hecho insolito. Los arcanos eran responsables, o tenían parte de responsabilidad por el Cataclismo Apocalíptico. Esta información impactó gravemente en la sociedad de Eternia, los ciudadanos de todas las facciones empezaron a temer a los arcanos, los marginaban y se apartaban de ellos como si fueran a infectarles con la peste. Tal fue la magnitud del impacto, que El Consejo de los 7 de Erina, crearon un decreto. Un decreto en el que todos los arcanos debían estar inscritos en un regristro, el que se apuntaban sus nombres, sus pasados, sus viviendas, sus antepasados, si es que tenían conocimiento de ello y el alcance de sus poderes. Incluso se prentendía apartarlos del resto de la población, encerrandolos en un barrio exclusivo para arcanos. Pocos acataron tal decision, arcano tras arcano rechazaban cumplir con el mandato del Consejo. Al ver tal osadía, El Consejo decidió dar caza a los arcanos. La Iglesía encabezaba la caza, mientras que la población la apoyaba con turbas y muchedumbres furiosas. Entonces comenzó La Revuelta Arcana. Los magos y hechiceros de Erina se alzarón con todo su poder y su furia contra la Iglesia y la población. No hubo batallas, no hubo combates, tan solo fue una masacre por parte de ambos bandos, sin embargo la Iglesia prevaleció, y obligaron a los arcanos supervivientes a acatar con el mandato del Consejo de los 7. Aunque en el resto de Eternia no hubo cambios ni revueltas, toda la sociedad empezó a ver a la población arcana como marginados. Y no solo ellos, todas las criaturas mágicas eran escoría. Dado que Erina sufrió muchas bajas por esta guerra civil, Berekost tomó ventaja sobre ella, Erina, tardaría décadas en recuperarse.


La Batalla de Tuldrat


En la historia de Eternia, hubieron tantas batallas y conflictos, que resultaría imposble acordarse de todas por nombre y fecha. Sin embargo, hubo una que destacó por encima de todas, esta era, La Batalla de Tuldrat. Tuldrat es una pequeña cordillera nevada, que separaba parte de la costa oriental del continente del océano. Berekost, aprovechando su superioridad, preparaba una inmensa fuerza armada y naval, con la que iban a dar un golpe decisívo de una vez por todas, para eliminar a Erina de un solo y seco golpe. Gracias a los espias de Erina, El Consejo de los 7 pudo averiguar los planes de Berekost. Habían construido de un puerto en el borde de la cordillera, y mediante esta iban construyendo barco para asaltar a Erina. La situación era complicada, Berekost era claramente superior a Erina, El Consejo, decidió que solo había una forma de evitar su fin, y era enviar un ejercito a la cordillera y destruir tanto el puerto como los barcos, desde tierra. Sus comandantes fueron escogidos por el propio Consejo, uno de ellos era el famoso paladín Arthur Felhaiser, y el otro fue el propio pupilo de Arthur, Sir Ulric Galendriel , Campeón del Hacedor. Juntos embarcaron en un viaje que parecía sin retorno, y a sus espaldas lideraban un ejercito inexperto y claramente inferior en número al ejercito de Berekost. Tras desembarcar en una playa cercana a la cordillera, comenzó el largo y duro viaje a través de las montañas. Tras días de viaje, encontraron el puerto, protegido por un inmenso ejercito, el combate comenzó. Durante la batalla, el maestro de Ulric murió en sus brazos, a causa de las heridas provocadas por criaturas maléficas, convocados por los arcanos de Berekost. Decidido y sin vacilar, tomó el control de todo el ejercitó y continuó el asalto, donde las tropas enemigas les superaban 3 a 1. Sin embargo el Hacedor les dió fuerzas y les bendijo, Erina ganó la batalla y Sir Ulric destruyó el puerto y las naves corsarias.Esta victoria provocó que Berekost volvía a estar al nivel de Erina. El Santo Padre VII impresionado por el gran logro y de como el Hacedor había bendecido al Campeón, y fue por ello que le invitó a formar parte del Consejo de los 7, siendo el primer hombre de la historia a formar parte del Consejo sin ser sacerdote.


El Rey Eduard Folhaüsser


Han pasado 295 años desde La Revuelta Arcana, el mundo aún sufre por las heridas de la gran guerra, sin embargo algunas cosas volvían a la luz, fantasía volvía a abrir sus puertas a los extrangeros, mejorando el comerció para todas las facciones, sin embargo eso intensificaba los conflictos. Sin embargo, Serena se encontró en una situación complicada y temerosa, su Rey, Valric Folhaüsser había fallecido por enfermedad, y su joven e inexperto hijo, el príncipe Eduard, iba a heredar la corona, sin embargo entre las casas nobles había inseguridad y pavor, temían la inexperiencia del joven príncipe. Sin embargo su coronación marcaron un antes y un después en Eternia, su paso en el tiempo dejaría marca para siempre. Poco después de ser coronado, se reunió por separado con los líderes, tanto de Erina, como de Berekost, gracías a su gran diplomacia, logró algo que parecía impensable, Paz. Consiguió llegar un acuerdo con las dos facciones, creando un pacto de no agresión, finalmente hubo paz en Serena tras más de 400 años de guerra y desesperanza. Y comenzó la reconstrucción de la antaño gloriosa Serena, ciudad de ciudades.


La Primera Encantadora


A pesar de los logros de los últimos años de Erina, la crisis social seguía presente, a pesar de que los arcanos estaban cerrados en un barrio apartado de la población, el odio y las rencillas entre estos y las personas no mágicas. Los arcanos estaban cansados de ser tratados como bestias, mientras que la gente normal temía que estos fueran liberados de su supuesta prisión. Sir Ulric Galendriel y El Santo Padre VII intentaban buscar una solución pacífica, sin embargo la situación era complicada, ya que si apoyaban a unos, podría desatarse la furia de los otros. Sin contar que el resto del Consejo veia a los arcanos como un mal que debían tener en cuenta. Entonces El Santo Padre VII tomó una decisión, algo extraño pues desde que invitó a Sir Ulric, apenas tomaba parte en las discusiones del Consejo. Entró él solo en el barrio arcano, y fue observando a los arcanos del barrio, mientras se atusaba con cierta frecuencia la barba. Los arcanos lo miraban con enfado y extrañeza, finalmente El Santo Padre VII se detuvo ante una joven muchacha que al contrario del resto de arcanos de la zona, lo miraba con curiosidad e inocencia, no se sabe mucho sobre este relato, sin embargo El Santo PadreVII le invitó que le acompañase, ella acepto, siendo la primera persona arcana en muchos años que pisaba tierra fuera del barrio. Esta muchacha era Delia Folcaster, una prometedora maga, con un inmenso afán de aprender, sin embargo esta contaba con un inmenso conocimiento de todo tipo. En pocos días, Sir Ulric nombró a Delia Folcaster ante El Consejo de los 7 portavoz de los arcano en nombre del El Santo Padre VII, El Consejo aceptó a regañadientes. Además se le otorgó a la joven maga el título de La Primera Encantadora, siendo esta la arcana que alcanza un puesto de importancia dentro de la sociedad en muchos años. La primera petición de Delia fue que se liberase al pueblo arcano del cierre, de la separación, El Consejo se negaba por completo, sin embargo de nuevo tuvieron que aceptar, puesto que tanto El Santo Padre VII como Sir Ulric apoyaron esa petición, liberando finalmente los arcanos de una prisión de hace más de 200 años. El nombramiento fue de gran importancia en toda Eternia, siendo un avance para el pueblo arcano, a pesar de que la sociedad sigue viendolos como monstruos.


La muerte del Rey de Reyes


El Rey Eduard desde que firmó el pacto de no agresión tanto con Erina como con Berekost, pudo reinar varios años en paz, pudiendo así reconstruir la gloria de su pueblo. De hecho pudo casarse con la joven Serena Harstherine, hija del Comandante General Albert Sirius Harstherine, el cual por su lealtad se le regaló la oportunidad de llamar a su futura hija Serena, antes que esta naciera. Juntos emprendieron el camino duro de la restauración, hasta que algo sucedió al margen de las grandes facciones. Un aumento masivo de la población orca, antaño enemigos acérrimos de Serena, y como se previó, la gran masa orca cargó con toda su cólera contra la gran ciudad. Los serenitas lucharon con valor y fuerza, pero los orcos no son criaturas que basten vencerlas una vez, día tras día asaltaban las murallas. Finalmente, mientras el Rey Eduard combatía contra docenas de orcos en las murallas, una flecha de manufactura orca le atravesó dandole muerte, a pesar de todos los esfuerzos de clérigos, el Rey no pudo salvarse, dejando a la Reina Serena viuda, y con un reino que volvía a estar en crisis a sus espaldas. Serena en su tristeza, pidió auxilio a los gnomos de Fantasía, los cuales viendo la crisis de la ciudad, aceptaron ser aliados por el momento del pueblo de Serena. Gracias a la ayuda de los gnomos, se pudo expulsar momentaneamente los orcos de Serena, sin embargo los pieles verdes siguen acechando hasta el día de hoy. Y así fue como el Rey más grande conocido desapareció en las sombras del Oscurantismo.


_________________


"¿Amor? No me juzguéis según vuestros parámetros" *Melkior a los vivos*
Volver arriba Ir abajo
 
La Historia de Eternia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Quiénes somos: Breve historia de CGC
» [New historia] Unas vacaciones muy especiales...
» Fórmula 1. La historia de las Ferrari 312
» Menuda historia KZ3
» La historia de la ametralladora.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Alas de Batalla - Sección de Rol ::  :: Ambientación Eterniana-
Cambiar a: