ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Laer Sanner, El horror rojo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Shadow_Darnite

avatar

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 26/07/2010

Personaje Principal
Nombre: Laer
Concepto: Mercenario
Fama: Poco conocido

MensajeTema: Laer Sanner, El horror rojo.   Mar Ago 17, 2010 6:42 pm

En la ruidosa taberna de Serena, Laer y su recien hayada hermana Kimera se reunen, para hablar sobre sus años anteriores...hoy es el turno de Laer, un chico albino de ojos rojos y siempre sedientos, con un intelecto vivaz y un cuerpo poco ensanchado, pero una musculatura definida y fuerte. Su aspecto albino le confiere una belleza sobrenatural conjuntada con sus ojos y su porte, a la par que salvaje y oscuro. Su voz profunda y ligeramente trastornada por algo oscuro, le hace hablar a veces de forma gutural

- Mi historia comienza con mi nacimiento hermana mía. - Laer, siempre paciente y poco hablador se reclina sobre la silla y da un trago de su jarra, agitando la mano como gesto de que ahora continua. - Aunque esos detalles ya los conoces, me gustaría relatarlos segun...mi punto de vista:


" Según escapé del vientre materno de nuestra madre, un ser extraño avenido de algún plano se hizo presente en la sala y exigio mi alma para satisfacer su ansia. Lo que no pudo preveer es que yo tuviera una voluntad y unas caracteristicas fuera de lo normal. Mi cuerpo, mi sangre y el espiritu que en mi cuerpo había se revelaron contra aquel ser, sin embargo en vez de expulsarlo lo atraparon y lo hicieron suyo....nos unimos en una sola criatura.

- ¿Como sabes esto Laer? - Preguntó Kimera extrañada.

- Sencillo hermana... a veces mi memoria es la misma que la de ese ser, compartimos todo, pero hay cosas que se han perdido de sus recuerdos y conocimientos obsoletos que él mismo prefirió desechar antes que otrogarmelos. Ahora, sigue luchando por doblegar mi voluntad. Pero...no lo conseguirá. - Laer empezo a reirse, golpeando la jarra contra la mesa con un rostro salvaje - Pero... prosigamos.

Nuestros padres se dieron cuenta de que en mi crecimiento algo no andaba bien...al principio siempre despertaba tendido en la hierba...rodeado de animales muertos o cualquier ser vivo con espiritu o energía vital corrompido y retorcido, incluso a mi tierna edad...era como... un bebe diabolico por así decirlo - Cierto sarcasmo se hacía notar en su voz - Padre y Madre pensaron en que hacer conmigo...buscaron explicaciones en diversos expertos en las artes oscuras y alguno en las bondadosas, pero ninguna de las posibles respuestas les parecían satisfactorias por así decirlo. Unos querían adoctrinarme y los otros destruirme por ser algo impío y corrupto... al final, se quedaron conmigo a regañadientes. Era...un invitado no deseado.

Pasaron dos años y madre quedo embarazada de tí, creo recordar...pero algo se "Torcio" aunque fue para ellos un alivio seguramente. Una noche de luna nueva, unos traficantes de esclavos, contratados por uno de los eruditos oscuros de Berekost a los que recurriero vinieron a capturarme. No hubo ruido alguno...simplemente entraron a hurtadillas y me encerraron en una jaula magica para evitar que me escapara. Desde entonces y durante diez años pase con ellos penurias y ... para que negarlo, alegrías.

En mi infancia fui educado para aguantar la disciplina miliciana de Berekost, vivia en el campamento esclavista y era entrenado allí durante las horas diurnas, mientras que las nocturnas dedicaba mi tiempo a la reflexión y para que negarlo...la diversión con otras esclavas. Sin duda fueron años faciles. Me adapté rapido, no tenía mucho a lo que atenerme por lo que siempre fui bastante docil para sus ojos. Mi adiestramiento comenzó con las armas de filo y el escudo, me dejaron elegir arma y apartir de allí me asignaron un tutor lo suficientemente fuerte como para aguantar mis...agarres fortuitos. Cuando no entrenaba con las armas, el erudito oscuro se afanaba en enseñarme las artes arcanas...a las que nunca respondí con aceptación, eso si...aprendí a concentrarme y algunos cosas interesantes sobre algunos aspectos de la magia.

El erudito me enseño bastantes cosas sobre mi especie, formas de reconocernos, metodos de caza....seducción, dominación e intimidación. Todo lo relacionado con el cerebro y la cara bonita. Las clases eran bastante aburridas, pero si intentaba dormirme o dejar de lado mi atención el propio erudito se encargaba de castigarme y era algo... dificil de describir. Sabía retorcer mi hambre y mi alma a su antojo...dejarme debil por el hambre a la par que inutilizado por un dolor cegador, lo que él no podía preveer... es que esos castigos solo endurecían mi caracter y creaban recelos de él y su comunidad.

Cuato mas pasaba el tiempo, menos me trataban como un simple esclavo....pasé a ser su arma, un niño capaz de colarse en un pueblo y saquearlo,arrasarlo hasta sus cimientos y sin dejar victimas por armas. Era docil, obediente y poderoso. Se creían que estaba bajo su control gracias a que como recompensa me ofrecian sirvientas esbeltas y de gran porte para mi disfrute y mi saciedad. No obstante yo mismo estaba hilando su final...pretendía dominarles a ellos o arrebatarles todas sus putridas e infectas almas...vengarme de todos...los que me enseñaron, aquellos que me miraban con miedo, odio, envidia o compasión...me daban asco.

En aquella campaña de destrucción a la que me obligaron a actuar, se me apodó el Horror Rojo. Una criatura fantasmal, parecida a un vampiro, de ojos rojos y que devoraba todo lo que se le ponía por delante cuando no estaba bien inmovilizado con sus grilletes. Hice de aquel apodo mio... y alimenté las leyendas entre los esclavos ignorantes que se me acercaban, así poco a poco difundí el rumor de que el Horror Rojo era un demonio en forma de niño y habitaba entre estos, esperando el momento para devorarlos a todos...perfecto para una turba o una revelión.

Fue a los pocos días de empezar a difundir los rumores, cuando un esclavo se planto frente a uno de los vendedores y le golpeo con un palo...inutilmente...pero, desencadenó una retahila de piedras y puñetazos sobre los soldados acorazados que se dispusieron prestos a abatirlos. El miedo que genero toda esta lucha, provoco que me liberasen con la orden de aplastarlos, doblegarlos o devorarlos...y así hice. Uno por uno, los esclavos fueron devorados y con su esencia, yo mismo encaré a los soldados y acometí contra ellos cuando menos se lo esperaban. Uno tras otro fueron cayendo, algunos no pudieron hacer nada mas que proferir un grito de auxilio, otros...dos en concreto huyeron del campamento. Pero, los restantes, fueron muriendo uno a uno...sus almas ahora son parte de mí...devoradas y doblegadas.

Solo uno presento batalla digna y fue aquel erudito oscuro. Se plantó delante de mi intentando sus artimañas para hacerme caer dolido y hambriento, pero estaba preparado, en cuanto empezó su salmodia, lanzé una daga que le golpeo en el vientre desconcentrandole. Me abalanzé contra él dispuesto a matarle sin piedad alguna cuando, de su espalda emergió una criatura sin vida ni proposito alguno mas que servir a su creador. Un No muerto.... lo tenía como guardian. Una criatura hecha de visceras y carnes regurgitantes y apestosas, que se movía con rapidez a pesar de tener expuestos todos sus musculos desgarrados. Intente deshacerme de ella, desviando la trayectoria de mi espada, pero esta fue bastante mas rápida y me derribó de un golpe. No pude hacer mucho mas que rodar y levantarme para evitar el siguiente puñetazo...la energía roja y negra manaba de sus zarpas. El erudito oscuro reía y se jactaba de mi futil intento de lucha...pero no sabía que yo era capaz de plantar cara a esa monstruosidad. Al principio intente absorber su esencia, pero era imposible, luego intente atravesarla, sin embargo mis estocadas solo la atravesaban sin daño aparente. Opte por intentar quemarla viva... cosa que funcionó. Una de las antorchas de los alrededores me sirvió como arma contra aquel monstruo. El fuego recorrio su cuerpo, pese a que seguia moviendose para combatirme, sus gestos y aptitudes se vieron mermadas, facilitandome rebanarle la cabeza y diversos miembros antes de que pudiera atacarme sin su cerebro, si es que le quedaba algo. El Erudito parecio enloquecer y cuando fue a conjurar otra vez en mi contra...ya era demasiado tarde para él. Le agarre por el cuello y le estrelle contra la pared, a mis trece años....las almas que había consumido me habían dado una fuerza sobrehumana así como el entrenamiento que ellos me habían propiciado. Era la propia cola de un escorpion cuando este se suicida. Fui el horror rojo para ellos. Le absorbi lentamente buscando la manera de reducir las sensaciones que esta cualidad producia a puro dolor y agonía. Al final, su cuerpo se desmoronó como si fuese un saco vacío, sus cuencas hundidas y su piel grisacea...como la de casi todo el campamento de esclavos.

Como recuerdo de aquel triunfo, recuperé los craneos y huesos de mis oponentes, los pulí y me confeccione la armadura que porto muchas veces. Son, mis propios trofeos de caza...como haría un depredador salvaje de los bosques.

¿Donde he estado estos cinco años restantes? te preguntarás. Bien...fui perfeccionando mi arte con la espada y la disciplina, así como a doblegar mis ansias de alimentarme. Comprendí a mi huesped y pacté con él. Busque entre los lugares mas reconditos del mundo algun lugar donde asentarme, pero... donde iba dejaba una preciosa estela de cadaveres, casi todos...femeninos para que negarlo. Con el tiempo, el rumor entre los pueblos del horror rojo se fue acrecentando y algunos fueron capaces de reconocerme, aunque no duraron mas de medio minuto. Me dedique a buscar a los que huyeron del campamento y les dí caza hace unos meses, antes de que llegaran a Serena. Cuando por fin los capture...decidí visitar esta ciudad. Y como ves, es ahora donde resido".



- Esto es todo lo que puedo decirte en resumidas cuentas hermanita....judga por ti misma.-
Volver arriba Ir abajo
DM_Tauro

avatar

Cantidad de envíos : 158
Fecha de inscripción : 06/01/2010
Localización : En donde estés tu, estoy yo

Personaje Principal
Nombre: Tauro
Concepto: DM
Fama: Celebridad Mundial

MensajeTema: Re: Laer Sanner, El horror rojo.   Miér Ago 18, 2010 4:35 am

Obtienes puntos de experiencia por tu relato, muy bueno, sigue así.
Volver arriba Ir abajo
 
Laer Sanner, El horror rojo.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Compro Tiranidos
» Construir el Horror Rojo a partir de un Mawloc-Trygon
» Sobre "El Horror Rojo"
» Ayuda con mazo verde rojo.
» Caballero Rojo, Semidiosa

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Alas de Batalla - Sección de Rol :: Historias y Evolución de los Personajes :: Historias Antiguas-
Cambiar a: