ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Vaticinio de un predestinado / Historia de Loren Velah

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Yrian

avatar

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 17/02/2010

Personaje Principal
Nombre: Anónimo
Concepto: Vagabundo
Fama: Desconocido

MensajeTema: Vaticinio de un predestinado / Historia de Loren Velah   Sáb Mar 20, 2010 3:56 am

Capítulo 1: Augurios en la noche


Un sombra se acercaba sinuosa hacia las callejuelas del viejo poblado:



El sonido de los tambores inundaba la tenue estancia, las mesas a rebosar de jarras sucias y platos vacíos, en el suelo finas hileras de manchas pegadas en la desgastada madera, y la música haciendo vibrar las paredes con su armoniosa melodía, ningún detalle delataba la horrenda tormenta que azotaba el exterior; era imposible andar por las calles a esas horas de la noche, la lluvia caía sin cesar, agravando de por si, el mal estado del cochambroso pueblo.
La puerta se abrió, y la posada retumbó con el sonido de un trueno, acto seguido, el cielo se iluminó y los presentes dejaron su jolgorio de lado, mirando hacia la puerta, de donde provenía el viento atroz, una figura alta dibujando su contorno en la noche apareció entre el marco de la puerta, las personas quedaron en silencio, mas cuando vieron sus cabellos plateados por la edad, sus arrugadas manos y su pálida tez , dieron la vuelta a sus sombras y continuaron con el festejo.


El anciano tomó asiento en una mesa junto a dos personas, una de ellas, un robusto muchacho de anchas espaldas y rudo hablar, la otra figura, una hermosa dama de cabellos dorados y ropas claras.



El anciano llamaba la atención, su túnica estaba calada de agua, sin duda, la lluvia era terrible, la joven muchacha se preocupó por el anciano y le ofreció una buena jarra de cerveza para calentarse.
Tras unos minutos cantando al son de la música, cuando las trompetas por fin cesaron y los tambores dejaron sus redobles, el anciano pudo descansar sus oídos, y comentó a los adyacentes a él.

-En una noche como esta, lo mejor sin duda para pasar el rato, es una buena historia-, masculló el anciano entre trago y trago de su jarra espumeante de arcilla. ¡Acercaos, acercaos y escuchad lo que este viejo loco tiene que contaros!-vocalizó el viejo humano.

Todos los presentes que se encontraban cerca de su mesa, acercaron sus sillas en corro para poder oír mejor por encima de la suave música que amenizaba el ambiente.

El anciano recorría la estancia con mirada serena, reacomodó la espalda en la silla y abrió lentamente la boca:

Precisamente, mi relato comienza en una noche como la de hoy, una tormenta azotaba las costas donde un barquito pequeño de vela recorría la orilla por aguas poco profundas



La barca escoraba hacia la orilla peligrosamente, sería peligroso para la persona que navegaba el bote, debía alejarse de las rocas o su imprudencia se llevaría su vida, y algo peor. La lluvia no cesaba y la marea era atronadora, apenas se vislumbraba el horizonte, nada más iluminado por los tenues rayos en el cielo, la figura que se alzaba manejando la pequeña barca dio un vuelco al timón y las velas se hincharon cuanto podían empujando a la barca hacia su inminente final hacia las puntiagudas rocas, dos bultos salieron disparados por el gran choque frontal. Alguien lloraba, un llanto inaudible con el sonar de los truenos y las olas al romper contra las rocas, el pequeño bulto fue llevado arrastrado por las enormes olas hacia la orilla. Nada se supo del desconocido que tripulaba el barco.

En ese mismo momento pero lejos de allí, una mano pasó su blanquecina piel por una sombra esférica, la piedra ovalada se apagó al instante y una sonrisa iluminó la fría estancia.


-¡Por fin, ha llegado, prepara lo necesario, partimos ahora mismo!- sentenció la oscura sombra con una fría voz apagada.

El anciano inspiró profundamente rodeado de personas, paladeando el ambiente, y derepente su boca se abrió para proseguir.
-!Camarera traigame una pinta, me muero de sed!- masculló el viejo cuenta cuentos.

Los oyentes estallaron en risas y esperaron a que el anciano saciara su sed para proseguir escuchando la narración.

//Poco a poco que una buena historia lleva su tiempo XD que leer una historia tan larga de golpe aburre
Volver arriba Ir abajo
Yrian

avatar

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 17/02/2010

Personaje Principal
Nombre: Anónimo
Concepto: Vagabundo
Fama: Desconocido

MensajeTema: Re: Vaticinio de un predestinado / Historia de Loren Velah   Dom Mar 21, 2010 9:13 am

Capítulo 2: El Llanto



El carruaje llegó a puerto unos instantes antes de que el lucero del alba saliera por el horizonte, cortinas de un rojo oscuro cubrían las ventanas del carro de madera, un pequeño movimiento en su interior vislumbrado por el suave roce de la cortina con la bisagra de la ventana, se abrió la puerta, y una pequeña escalinata se accionó, escalon tras escalon llegaron desde el suelo del carro hasta el pedregoso y húmedo suelo.
Había llovido toda la noche, y aun permanecía una incesante llovizna, oscuros nubarrones ocultaban el recién salido astro solar, evitando que el ambiente se calentara, parecía que el cielo lloraba desolado.

Al fondo de la playa, se divisaban restos de barcas que no fueron amarradas en la noche, y el agua engulló sus tablones durante la tormenta acaecida, restos de algas aun húmedas llenaban la costa y toda clase de basura recorría la playa de punta a punta, el temporal nocturno había sido terrible.

La figura bajó los peldaños del carruaje y apoyó su bastón en el frío suelo, el mozo que dirigía galera tirada por caballos se acercó a la figura envuelta en una túnica roja oscura y le preguntó:
-¿Señor, desea que le acompañe?, paladeó el joven encorvado mirando al rostro de su amo.
El desconocido negó con la cabeza y comenzó a caminar por el paseo marítimo, mirando a todos lados, con cada leve sonido se giraba en redondo para localizar el ruido escuchado, pero al cabo de unos instantes proseguía su paso con premura. Tras unos largos minutos de indecisión, el caminante dirigió sus pasos hacia unos pequeños restos de madera que sobresalían clavados en la arena, estaban anclados al suelo como si hubiera caído del cielo, la silueta enfundada en la roja túnica estuvo apunto de girar sobre sus pies, cuando muy finamente y de fondo, escuchó un leve quejido proveniente de detrás de los maderos, la silueta rodeó hundiéndose en la húmeda arena, y sonrió bajo su capucha, se agachó y llevó sus manos al suelo recogiendo un bulto enfundado en una roída tela mojada, lo guardó bajo sus pieles y dispuso su camino de vuelta al carruaje.



La figura encapuchada llegó al carruaje, subió los peldaños con sumo cuidado, tras cerrar la puerta de la diligencia, abrió la parte de la túnica donde guardaba el objeto recogido. Una piel blanquecina, unas pequeñas manos estiraban sus brazos hacia arriba, y el pequeño bebé estalló en llantos.

[

-¡Volvemos a casa, rápido o morirá de frio, arranca estúpido bribón!, azuzó el encapuchado al conductor del carruaje.


El viejo cuenta cuentos carraspeó llevándose la mano a la garganta, bebió un trago de su jarra y miró a la joven mujer de su lado, sonriendo en todo momento, cruzando los brazos, dispuesto para continuar su historia.
Volver arriba Ir abajo
Heron
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 994
Fecha de inscripción : 29/06/2009

Personaje Principal
Nombre: Goe Vrestano
Concepto: Vente conmigo, que te voy a explicar...
Fama: Celebridad Mundial

MensajeTema: Re: Vaticinio de un predestinado / Historia de Loren Velah   Miér Mar 24, 2010 1:32 pm

Muy bonito tio, obtienes puntitos, si me ves y no me acuerdo, avisa.
Volver arriba Ir abajo
http://mundoeternia.activoforo.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Vaticinio de un predestinado / Historia de Loren Velah   

Volver arriba Ir abajo
 
Vaticinio de un predestinado / Historia de Loren Velah
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Quiénes somos: Breve historia de CGC
» [New historia] Unas vacaciones muy especiales...
» Fórmula 1. La historia de las Ferrari 312
» Menuda historia KZ3
» La historia de la ametralladora.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Alas de Batalla - Sección de Rol :: Historias y Evolución de los Personajes :: Historias Antiguas-
Cambiar a: