ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Diario de Durumir Aerman

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Diario de Durumir Aerman   Mar Mar 02, 2010 8:36 am

Diario de Durumir Aerman
Este diario ha sido escrito para recordar y revivir los hechos de Durumir Aerman.
Cap. 1: Comienzo del comienzo
Desde que Durumir, un "humano con cara de elfo"(según lo llamaban y le describían visitantes), había vivido en un templo en las montañas, un lugar simple pero estricto en donde enseñaban las artes del combate marcial. Aunque a el lugar le gustaba,este sentía que algo le faltaba...
Hasta que un día llegó un viejo elfo, vestido con prendas pobres y remendadas, pero se podía sentir en él un aura que confirmaba que era capaz de seguir peleando, este aventurero se acercó a Durumir antes que a nadie y le dijo.
-Escucha, no importa quién soy-empezó- lo que importa es que tu, monje, debes cumplir.-
-Debo preguntar¿Por qué?-respondió.
-Va mas allá de mis razones,depende de mi pueblo, mi hijo ha sido raptado por unos nómades humanos que viven detrás de esta cordillera de montañas, él tiene un preciado talismán mágico que permite curar cualquier enfermedad-
-¿Por qué razón fue raptado?-Preguntó el segundo.
-Su chamán, ha dicho que él es quien a nacido para odiar, aquél encarnado de destruir a todos los pueblos del continente- Dijo con un semblante sombrío. Y después rogó- Por favor, sálvalo, es sólo un muchacho-.
Conmovido por eso y emocionado por la aventura, Durumir salió dejando por seguro que lo haría con un asentimiento.

//Actualmente mi personaje no ha entrado a Eternia, de modo que pido disculpas si mi geografia no es correcta, si no agrego nombres a los lugares, o resulta ridículamente falso.
Si tienen alguna queja, tráguensela (?)


Última edición por L10877 el Jue Mar 04, 2010 9:33 am, editado 5 veces
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Diario de Durumir Aerman   Mar Mar 02, 2010 10:21 am

Cap. 2: El viaje por la cordillera.
Algo sucio, y a la vez mojado por el rocío, Durumir marchaba por la sucesión de montañas. Había estado viajando durante varias semanas buscando la oportunidad de pasar al otro lado de esas elevaciones por medio de caminos retorcidos y poco marcados.
De pronto, justo a unas pocas horas para que amanezca, se detubo al ver un cartel con una cuerda roja colgando de modo que resultaba tan contrastante con el paisaje que era imposible de ignorar, aún de noche.
Intrigado se acercó al cartel, en cual la inscripción rezaba. "Precaucion, camino sinuoso" y abajo, escrito con una navaja agregaba "... bueno, se terminó la recta... Firmado H. de P.". Al leer el último mensaje, Durumir lanzó una carcajada y, aún risueño decidió coger la cuerda. <<Puede que me sirva para despues>> Pensó.
Después de caminar un poco se topó con un cadáver, este con una tabla que decía: "Si encuentras mi cuerda, atame con ella a la piedra encima de mis pies. Firmado: Archibald de P.". Extrañado por el mensaje, el semi-elfo,decidió hacerlo. Cuando terminó de atar el cuerpo a la piedra se dio cuenta de que la roca tenía algo escrito: "Lánzame al este". Más extrañado aún, Durumir arrojó la piedra( No precisamente pequeña) al sol naciente con todas sus fuerzas. Que cayó por la ladera hasta quedar colgando. Sostenido por el muerto, y este por una cadena en su brazo, que salía desde la montaña misma. Al ser tirada, esta emitió un sonido metálico.
De pronto, una puerta disimulada se abrió dando paso a un túnel que debía de verse como una cueva desde el otro lado (o eso pensó Durumir).
-Bueno, joven monje, ahí lo tienes, si ayudas a las personas (no importa si estén vivas o no) estas te ayudarán- Dijo para sus adentros y agregó- hasta fuera del templo se aprende algo, por suerte-.
Y así, el mestizo pudo pasar las montañas, pudiendo viajar por lugares mas accesibles, hasta su destino.


Última edición por L10877 el Jue Mar 04, 2010 11:09 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Diario de Durumir Aerman   Mar Mar 02, 2010 11:10 am

Trataré de hacer mas de una aventura. Apreciaría que leyeran la saga de este diario y que envíen cualquier duda,queja o corrijan algún error haya cometido a esta direccion via mail: Arrow ferre_li@hotmail.com .
Por favor tengan en cuenta la nota off-rol que dejé al final del capitulo 1.
"Se aprende mas de nuestros errores que de nuestros exitos"


Última edición por L10877 el Jue Mar 04, 2010 9:15 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Diario de Durumir Aerman   Miér Mar 03, 2010 7:27 am

Cap. 3: El Rescate.
La noche se acercaba, oscureciendo el rojo del cielo, <<...es la oportunidad perfecta...>>pensó.
Durante varias semanas Durumir había viajado. Este duraría meses para otras personas.Pero él Había entrenado su cuerpo, de tal manera que podía desplazarse mas rápido que otros seres. Esa habilidad hizo que pudiera alcanzar a los nómades y haría a su plan funcionar.
La noche pintó el cielo de estrellas y los nómades entraron a sus tiendas. Todas de piel, menos una pequeña de tela sucia, custodiada por dos hombres <<Debera ser mas rapido que silencioso>>. Se resignó en su mente al moverse silenciosamente por las sombras cercanas estas le ayudaban moviéndose al ritmo del viento. Lo último que vieron esos hombres esa noche, fueron dos brillantes puños azules acercándose a sus caras, dejándoles aturdidos por varias horas.
Y la cortina que cubría la entrada se movió dejando pasar a un semi-elfo, el joven élfico se sobresalto al verlo, estaba muy pálido y flaco por no haber comido durante días.
-No me tengas miedo- Apuró a decir el recién llegado con voz calma- no he venido a lastimarte, vengo a liberarte-
La esperanza subió a los ojos del cautivo, tanto que irradiaban alegría. Durumir compartió la sonrisa y dijo:
-Rápido, tenemos que irnos... -
-¿Has matado a los guardias?- Inquirió.
-Inconcientes, en realidad- Respondió rascándose los nudillos.
-Entonces, parte primero que yo- Le pidió. Y después explicó.- mi cuerpo está débil y necesita comer algo, toma esto- siguió explicando, dándole una piedra con dibujos complejos- es una reliquia que cura todas las enfermedades y heridas, por favor, llévala a mi pueblo al norte-
-Prometo que lo haré- y después de eso se dirigió al sur, dejando atrás, a quien había ido a salvar.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Diario de Durumir Aerman   Jue Mar 04, 2010 11:13 am

Cap. 4: Lucha en el bosque.
Resignado, Durumir se encogió de hombros y entró a una cueva de aspecto vacío. Algo de descanso le vendría bien.después de un mes de viajar. Había entrado a una cavidad rocosa que vendría bien del refugio contra la precipitación que amenazaba con empezar de un momento a otro. Debido a eso se habia tendido sobre una capa de cuero sobre el doru piso de piedra.
-Bueno, hasta ahora todo bie...-Antes de terminar la frase, un estruendo, acompañado de una polvareda le izo levantarse.
Desde afuera, una voz sono como un trueno al ser amplificada y repetida por el eco que producían las paredes de la cueva:
-¡¡¡Vamos, maldito!!!¡¡¡Sal de ahí y danos la reliquia!!!-
Al escuchar eso, Durumir, se tomo un segundo para relajarse. Cuando salió pudo ver a 13 semi-orcos sin armadura pero fuertemente armados a una distancia de varios metros, el del medio especialmente grande <<El jefe sin dudas...>>.
-Dame la reliquia y no te hare demasiado daño-Dijo el lider.
-No encuentro razon suficiente para dartelo- Respondió secamente.
El primero rió fuertemente y toda la banda retrocedió en un modo apenas perceptible, por suerte, Durumir lo percibió <<La ventaja esta de mi lado, no le obedecen por respeto, le obedecen por miedo>>.Con un movimiento rapido, el jefde de los semi-orcos ordenó que hicieran un circulo alrededor de el y el mitad elfo.
-¿Te parece esto razón suficiente?- Inquirió lanzandoce a el al mismo tiempo que sacaba una espada bastarda. Pero justo antes de que pudiera asestar al golpe, Durumir ya se había esfumado.
-Ni-lo-sueñes- Manifestó recalcando cada palabra con un golpe.
Esto enfureció al humaniode que intentó dar un giro. Pero cuando llegó a la mitad de la vuelta, Durumir le aplicó una fuerte patada a la articulación de la rodilla.quebrandosela.
-Eso te calmara un poco- dijo dandole la espalda, pateando el arma que había caído y mirando hacia noreste.
El semi-orco lanzó un grito que podía haber sido de guerra tanto cómo de dolor y se lanzó con recuperado ímpetu hacía el vencedor. Que se dió vuelta con sorprendente rapidez, le dió un golpe en el estomago que dañó los organos internos y le empujó con la palma de ese mismo brazo.
El lider de la banda de los semi-orcos cayó vencido por el dolor del golpe y la hemorragia interna que el mismo produjo. Con el brazo dolido por ese golpe Durumir le hablo cómo si nada hubiera pasado:
-Solo el cobarde ataca por atras, recuerda, semi-orco, un día tu cobardía producira la muerte propia- Dijo con los ojos tranquilos- ese día no es hoy, no solo por que no lo deseo, sino porque un cobarde como tú no merece morir en la batalla,-
Cuando terminó de decir eso, sacó la relíquia que todo lo curaba y apunto con esta al cobarde. De inmediato un haz de luz conectó a el objeto con el humanoide, haciendo que la luz curara sus heridas. Cuando la magía acabó su cometido, la guardó en su bolsa de viaje. y caminó hacía el norte. Los otros miembros de la banda le liberaron el paso e hicieron una respetuosa reverencia. Pero este les pidió que se levantaran con un gesto.
-Recuerden esta lección, que a mi me han hecho aprender antes- Dijo con su voz alzada para que le escucharan mejor- todo aquel que no recibe respeto ni amor puede ser derrotado con facilidad si confian en ustedes y de su destino- Dicho esto continuó su marcha al norte, dejando atras a esa banda de semi-orcos y la sucia cueva donde había pretendido descansar.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Diario de Durumir Aerman   

Volver arriba Ir abajo
 
Diario de Durumir Aerman
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Alas de Batalla - Sección de Rol :: Historias y Evolución de los Personajes :: Historias Antiguas-
Cambiar a: