ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Geralt Medialuna, el monje susurrante

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Geralt Medialuna, el monje susurrante   Jue Oct 15, 2009 11:51 pm

Geralt Medialuna, el monje susurrante.

Por la mañana temprano como era costumbre, antes de que el sol despuntara, Geralt y su maestro des despertaron, recogieron sus sacos y comenzaron su meditación. La suave brisa de la mañana acariciaba sus rostros, los largos y blancos cabellos del maestro eran mecidos lentamente en el continuo baile de una suave sonata. Ambos permanecían inmóviles, su respiración era lenta y profunda, el movimiento de sus pechos era casi imperceptible, como si no estuvieran allí, no necesitaran respirar, no sintieran la brisa, el delicado trinar de las aves, el susurro de un arrollo, nada podía perturbar ese momento.

Pasadas dos horas ambos personajes abrieron los ojos súbitamente, crujieron sus cuellos y se incorporaron. El sol comenzaba a ascender y aun no era muy fuerte, ahora comenzaría la segunda parte de su entrenamiento diario.

Cuando Geralt fue encontrado por el maestro, era un chico perdido, perdido en todos los sentidos, era nervioso, hablaba a gritos, estaba siempre alerta dado un respingo ante cualquier ruido inesperado, sus miedos estaban acabando con él. El maestro estaba recolectando plantas y raíces para hacer sus medicinas y ungüentos, buscaba unas algas de agua dulce que crecen en las orillas más orientales de los ríos y allí vio a Geralt. Tumbado en la hierba, cerca del río que le envolvía su sonido, estaba hecho un ovillo, sus piernas tocaban su pecho y estas eran rodeadas con sus brazos, enterrando la cabeza en medio.

El maestro se acercó con su paso habitual, rápido y silencioso se acuclillo a su lado. Geralt no se percato de su presencia hasta que el maestro habló, su voz era liviana, fluía desde su boca hacia los oídos del pequeño, utilizaba el tono justo, no gritaba, susurraba, pero Geralt lo oía a la perfección. Por un momento no se movió, esa voz le apaciguó, se sentía a salvo mas pronto salio de su duermevela y asustado se puso en pie de un salto.

Quería echar a correr, ese viejo extraño tan cerca mientras dormía…le aterraba. Su respiración era agitada, un leve pitado acompañaba cada exhalación, su corazón latía con fuerza a un ritmo frenético. El maestro se puso en pie dibujó en su cara su sonrisa más amable y avanzó dos rápidos pasos hacia él. Geralt quedó bloqueado, no podía huir, no podía hablar, casi no podía pensar.

Ese fue su primer encuentro, Geralt y el maestro hablaron largas horas, sentado en la hierba junto al río, el maestro poco a poco iba contagiando su parcimonia a Geralt, había bajado su tono de voz, su respiración era normal al igual que sus latidos y su cara lucia una divertida sonrisa.

Esto había ocurrido hacia doce años, tanto Geralt como el maestro se habían despertado con esos recuerdos, los habían tenido presentes durante la meditación y los recordaría el resto del día. No podía olvidar su entrenamiento así que comenzaron con la segunda parte. Una técnica muy antigua, el maestro la llama Tai-chi, se componía de lentos y armoniosos movimientos que emulaban situación de la vida cotidiana.

Acariciaban la crin del caballo, giraban la tortuga, mecían el viento, hacia como que un vaso de caía pero por fin lograban beberlo…, incontables movimientos activaban su energía.

El sol ya había ascendido más de la mitad de su recorrido y era el momento de desayunar. Se sentaron alrededor de una cesta y retiraron el pañuelo que protegía su contenido. Frutas y frutos secos, en eso consistía su desayuno, manzanas, peras, uvas, fresas, nueces, almendras, les daría la energía necesaria para continuar su entrenamiento.

Durante el resto del día practicaron distintas técnicas de muchos estilos de lucha. El duro enterramiento al que había sido sometido durante 12 años. Mientras hacia los ejercicios recordaba sus vivencias desde que llego con el maestra a aquella montaña, a lo que seria su hogar a partir de aquel lejano momento. No podía mantenerse más de tres minutos parado para meditar, no le gustaba el Tai-Chi porque era demasiado lento, no quería fruta, y cuando practicaban los estilos de lucha estaba más tiempo en el suelo que sobre sus pies.

Una sonrisa asomó en su rostro, el maestro le asintió dos veces y volvieron a lo que podría llamar su campamento. Se sentaron juntos cerca de la hoguera, el calor que esta desprendía relajaba sus músculos y articulaciones. El maestro comenzó a hablar.

- Hoy cumples veinte años Geralt, te he enseñado todo lo que sé, he apaciguado tu cuerpo y tu espíritu, tu mente esta despierta y todo fluyen con claridad y parcimonia. Mi labor esta hecha ahora queda que comiences con la tuya. Hoy es cuando abandonas esta montaña y vuelves a la ciudad, te rodeas de gente, estas más que preparado para ello y estoy seguro que adaptaras con facilidad.

Geralt asentía a las palabras del maestro, sabía que hoy era el día en el que le dejaría, dejaría la tranquila montaña y volvería a la urbe.

- Ha sido un honor recibir vuestro conocimiento maestro. Gracias por todo lo que soy.

Sin más se levantaron, Geralt recogió su saco y mochila, metió en ella algunas frutas y su ropa y demás pertenencias. Antes de irse el maestro le entrego una bolsa de cuero, Geralt asintió agradecido y guardo la tintineante bolsa.

Con una marcial reverencia Geralt partió de vuelta a Serena.
Volver arriba Ir abajo
Heron
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 994
Fecha de inscripción : 29/06/2009

Personaje Principal
Nombre: Goe Vrestano
Concepto: Vente conmigo, que te voy a explicar...
Fama: Celebridad Mundial

MensajeTema: Re: Geralt Medialuna, el monje susurrante   Vie Oct 23, 2009 8:51 am

Tu historia obtiene puntos de experiencia.

_________________

Msn personal
: locoporvolar@hotmail.com
Volver arriba Ir abajo
http://mundoeternia.activoforo.com
 
Geralt Medialuna, el monje susurrante
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Alas de Batalla - Sección de Rol :: Historias y Evolución de los Personajes :: Historias Antiguas-
Cambiar a: